Paco Gené. Foto de imeminemagazine®.
AUDIOVISUAL

Este mallorquín se ha sacado de la manga uno de los documentales sobre músicos independientes del que, pobrablemente, más se hablará en los próximos años. Paco Gené (Palma de Mallorca, 1976) es cámara de servicios informativos de Antena 3 y, razón por la que nos reunimos con él, director de Los zapatos no vuelan. En el documental (o película, como prefiere él llamarle), bandas como L.A., Garaje Jack o Sex Museum cuentan en primera persona ese lado menos glamuroso (y menos conocido) de la música.

A Paco Gené no le gusta usar el término obreros del rock, pero confiesa que es inevitable. Y es que el hilo conductor de su proyecto es ese día a día del músico que toca para sobrevivir, “que se baja del escenario y tiene que recoger los amplificadores y los instrumentos y volver a casa o dormir en cualquier sitio”.

Nos vemos con el director en una cafetería de la calle Bailén de Madrid, junto a la sala Contraclub, donde el viernes, 3 de junio, actuarán Crudo Pimento (una de las bandas protagonistas del documental) como colofón final al pase especial para prensa y amigos que realizará el mallorquín ese mismo día por la tarde. Té y café en mano, comenzamos por el principio, como de costumbre.


¿En qué momento se te pasa por la cabeza toda esta historia en la que te has metido?
Pues no recuerdo el día exacto. Es algo que he tenido en la cabeza siempre de alguna u otra manera, que estaba latente. Un día dices: “Voy a grabar este concierto”. A la semana siguiente ves que da su último bolo Garaje Jack y dices: “¿Por qué no grabo también éste?”. Poco a poco te vas dando cuenta de que estos grupos tienen un eje en común: todos intentan vivir de su música. Se refieren a todos ellos como los obreros del rock, que suena un poco impostado. Pero es cierto que son gente que se lo curra día a día. Reivindicar el trabajo del músico, ése que no hace grandes giras, que toca un día en un sitio, al mes siguiente en otro, gente sin apoyo de multinacionales, a los que los medios les hacen caso pero de otra manera… Así que vi buena la idea de contar la historia de esta gente. Y varias bandas se fueron involucrando… Ya estaba enfrascado.

Y sin darte cuenta ya tenías el documental hecho.
Al revés (ríe). Cuando me dí cuenta estaba metido en un follón… Pero sarna con gusto no pica.

Eso te quería preguntar. Esto ha sido un capricho, un accidente que hay que terminar de confesar, un tributo a las bandas…
(Piensa y duda durante unos segundos) Hombre, a mí siempre me ha apasionado esta música. Tengo amigos que se han dedicado a esto y te han contado historias sobre dormir aquí, dormir allá… Historias que claro, si comparas con la noticia que leí ayer sobre Bruce Springsteen, la que decía que había estado tomando un vino de 300 euros en la hípica con la hija de Amancio Ortega… Que está muy bien. Pero hay que bajar el mito y presentar a músicos que en el escenario son semidioses pero que abajo son como tú y como yo, con una vocación pero con problemas económicos similares, inquietudes… Y ves que están dispuesto a sacar a su banda hacia delante. Cueste lo que cueste. Como dice Joe de Le Punk: “Llega un momento en tu carrera en el que no puedes echar para atrás”. O sigues hacia adelante o retrocedes 15 años en tu vida.

Paco Gené. Foto de imeminemagazine®.
Paco Gené. Foto de imeminemagazine®.

Es curioso porque da la sensación de que cuesta que los músicos dejen ver su parte más humana, más real, ¿no? Mostrar los problemas del día a día. Es interesante que el documental muestre esa parte de la galería que no se ve desde fuera.
El objetivo del documental era intentar humanizar a los músicos. Fuera de camerinos. Porque cuando coges a un músico en el camerino aún están con esa burbuja de “somos los más guays”, ya sabes… Pero si te los llevas a un bar, con la cámara lejos y consigues que se olviden de ellas empiezan a salir cosas. Sale esa parte más humana. Un amigo decía que mantener un grupo es más difícil que mantener un matrimonio. En un matrimonio luchan dos personalidades y en un grupo luchan cuatro o cinco. Hay gente que un día está bien, otra mal, un día apoyan a uno, el siguiente a otro. Es lo que tiene el ser humano. No somos animales.

Bueno… A veces.
Cierto. Depende (ríe).

De hecho alguno te habrá asombrado especialmente. ¿Alguno que te haya roto un poco los esquemas?
Pues me he quedado muy asombrado con Viaje a 800. Quizás por la cercanía que han mostrado. Además reforzado, imagino, porque fue después de que anunciaran su disolución. Muy impresionado por su cercanía.

¿Ves muchas diferencias en el trato cercano entre estos obreros del rock y entre los músicos de primera fila?
No. En el trato cercano no. Son personas que tocan. Y, en el fondo, aunque más de uno diga que no, todos quieren llegar al máximo público posible. Quien diga que no, miente. Nadie hace canciones para aparecer en los libros de historia de la música. Están en esto para vivir de ello.

Pues es lo que se supone que defiende el indie, ¿no? Eso de “no quiero una gran masa de gente que me escuche, sólo quiero una minoría que me respete”.
Hay gente que sí que va por ahí, pero creo que la mayoría de bandas quieren un éxito grande y vivir de ello.

Paco Gené. Foto de imeminemagazine®.
Paco Gené. Foto de imeminemagazine®.

Háblame de la grabación. Aparentemente todo parece ir rodado una vez visto el documental, pero imagino que tuvisteis vuestras dificultades.
A nivel personal bastantes: días libres, pedir equipo… Somos profesionales del medio pero no tenemos un duro. Tiras de favores, alquilas… No ha sido un crowdfunding público, pero sí entre amigos. A nivel técnico también. Luces que se apagan en mitad de una entrevista… (ríe). La historia de todo esto es que nos gusta. No es sólo grabar conciertos. Es llegar a casa y trabajar con todo el material. Son muchas horas de trabajo.

¿Y los grupos? ¿Receptivos?
En principio prácticamente todo el mundo nos ha abierto las puertas. Más problemas con los managers: “¿Dónde va a salir? ¿Esto para qué es? ¿Qué les vas a preguntar?”. Y hubo grupos que directamente nos dijeron que no.

Y esos no me ve los vas a nombrar…
No (ríe).


Y continuamos hablando con Paco Gené sobre los preparativos del pase especial de Los zapatos no vuelan, del inminente concierto de Paul McCartney o de nuestra amistad común con el fotógrafo Javier Rosa. Todo esto antes de la sesión fotográfica donde, como se puede ver en el resultado, el realizador mallorquín se desenvuelve con una soltura digna de una rock and roll star. Un placer.

Silvia-Conde-Salva-Lopez-and-Yosigo-282
AUDIOVISUAL

Su intención es crear una de las mayores bibliotecas online sobre fotolibros en formato vídeo. Parece sencillo pero a nadie se le había ocurrido hacerlo antes ni, mucho menos, hacerlo de manera tan profesional y cuidada. ¿Pero a qué se dedican exactamente José Javier Serrano ‘Yosigo’ (Donostia, 1981) y Salva López (Barcelona, 1984)? Pues seleccionan los mejores libros de fotografía del mercado y los graban de manera que el resto podamos ver con detalle aspectos como el diseño o el formato.

Continue reading “Have a Nice Book: “Los libros tienes que tocarlos y olerlos””

image
AUDIOVISUAL

Ha dirigido videoclips para los grupos más potentes de la escena independiente nacional, como Love of Lesbian, The New Raemon, Sidonie, Lori Meyers o Carlos Sadness. Trabaja ocasionalmente en publicidad e incluso se ha sumergido de lleno en el mundo de la ilustración (justo esta semana ha acabado su tercer libro, que ha ilustrado y escrito junto a Marc Torrent).

Nos hacía especial ilusión sentarnos con ella y mirarla de frente. Y es que no hemos querido desaprovechar esta oportunidad para ver si, rebuscando un poco, conseguíamos dar con Marta Puig (Esparregera, 1980), la persona real que se esconde tras Lyona. Quizás lo hayamos conseguido. Marta nos recibe en el barrio de Gracia de Barcelona. Mira a los ojos cuando habla, aunque le cuesta mirar a cámara y lo reconoce. Ríe a carcajadas y habla de su trabajo con pasión pero con una humildad y un sentido del humor que te hace pensar que aún queda esperanza.

Continue reading “Lyona: “Me hubiera encantado hacer todos los videoclips de Katy Perry””

Foto de imeminemagazine®.
AUDIOVISUAL

Desde hace cosa de una semana, todo el mundo habla del joven director catalán que ha rodado con el apoyo de Ridley Scott y Michael Fassbender. David Victori (Manresa, 1982) nos cita en la calle Bonavista de Barcelona. Concretamente en el Bar But. Para partir en cuestión de horas a Venecia a presentar Zero (titulo del esperadísimo proyecto) no parece muy nervioso. Todo lo contrario. Transmite una calma insólita y habla como si llevara en esto del cine toda la vida.

Y no es para menos. Sólo el hecho de haber estado cinco años trabajando como asistente de Bigas Luna o hacerse con el primer premio, a nivel mundial, del festival de cine organizado por Youtube (Your Film Festival) ya es suficiente para decir que David Victori sabe cómo funciona el cotarro. Responde a nuestras preguntas con la misma seguridad con la que posa para I, Me, Mine! Magazine. Empecemos por el principio:

Continue reading “David Victori: “Los europeos podemos insuflarle alma a Hollywood””

Noni (Lori Meyers) en un fotograma extraido del rodaje de En Granada es posible
AUDIOVISUAL

Muchos se refieren a él como “el documental que Granada se merecía”. Y es que cuando hablamos de música pop-rock, es inevitable pensar en hacer justicia a la ciudad andaluza. Aunque la importancia de Miguel Ríos desde finales de los 60 es incuestionable, la intensidad de la escena musical granadina de las décadas posteriores es digna de estudio. O, al menos, de documental. Y eso es lo que pensaron las hermanas María José y Cristina Martín Barcelona. Lo que pensaron y lo que han conseguido llevar a cabo. ¿El qué exáctamente? Pues juntar a grupos granadinos de la talla de Lori Meyers, Niños Mutantes, Lagartija Nick o Los Planetas para intentar explicarnos, desde el punto de vista de los protagonistas, el fenómeno musical de la ciudad. Un fenómeno que ha construido sus propios esquemas y que parece haber tenido siempre como objetivo encontrar una sonido propio.

Continue reading “‘En Granada es posible’ gracias a María José y Cristina Martín Barcelona”