María Llorente: “En el sector de la música hay trabajo pero aún falta inversión”

singrano-2

Es habitual que su nombre salga a relucir en cualquier conversación entre artistas o promotores del circuito musical independiente de Madrid. Lo es porque María Llorente (Madrid, 1984) lleva unos cuantos años en no demasiados proyectos pero sí de mucha envergadura. Licenciada en Publicidad, su primer paso firme fue entrar a formar parte de la revista Mondosonoro. Después montó su propia agencia de booking y management con sello incluido. Ha pasado por ACCES (asociación estatal de salas de conciertos) DCODE, la sala Siroco o La Noche en Vivo entre otros.

Actualmente sus energías están volcadas en la carrera del músico, Dj, compositor y productor Ed Is Dead además de en Girando Por Salas (GPS), donde es responsable de comunicación desde hace ya dos años. GPS es un proyecto subvencionado por el Ministerio de Cultura con el objetivo de apoyar a bandas para poder girar fuera de su comunidad autónoma. La llegada de la séptima convocatoria, recién anunciada hace apenas una semana, era la excusa perfecta para quedar con ella y hablar de todo un poco.

Sobran presentaciones así que, directamente, nos sentamos en un bar de la calle Espíritu Santo de Malasaña para hablar un rato de música en directo, subvenciones y estudios de grabación en el campo. Todo con el optimismo y la ilusión (sin perder la perspectiva) propios de quien trabaja en algo que le fascina.


¿Sabrías decirme cómo empezaste a currar en el sector?
Ostras… (piensa durante unos segundos). Pue me descubrieron en Mondo, tú lo sabes bien…

¿Qué significa que te descubrieron…? (Río)
(Ríe) Antes de Mondosonoro, mi único contacto con la música había sido vendiendo merchandising en conciertos de Fran Perea, Bisbal, Estopa… hace ya muchos años. Siempre tuve claro que quería trabajar en el sector de la música y elegí estudiar Publicidad. Cuando terminé la carrera lo primero que hice fue trabajar en varias agencias de publicidad y medios. Por un conocido me enteré que en Virgin buscaban gente en el departamento de prensa de videojuegos y pensé que era el lugar perfecto para acceder a la sección de música. Una vez dentro pude comprobar que no tenían ninguna relación y que ahí no estaba el camino. Tras salir de Virgin empecé a enviar currículums a todo el sector pero veía que no llegaba el curro y me fui a New York a probar suerte. Después de unos meses allí regresé y, casualidades de la vida, horas después de aterrizar, en mitad del jet lag, me llamaron para hacer la entrevista en Mondosonoro. Sin duda fue la mejor de mi vida (ríe), hablando de música con gente que desde el primer día que entré por las puertas de aquella oficina se convirtió en mi familia. Digo que me descubrieron porque ellos me dieron mi primera oportunidad, creyeron en mí y me posicionaron en este sector. Conocí a managers, promotores, medios, salas, artistas… La mayoría de las personas con las que trabajo a día de hoy me conocieron en ese momento y si sigo en este sector es por ellos. Es más, todavía hay gente que me relaciona con Mondo y creo que es un apellido que llevaré siempre con mucho orgullo y agradecimiento. Desde entonces siempre me he volcado en cada uno de mis trabajos. Creo que hace años me casé con este sector y desde entonces mi profesión se ha convertido en el centro de mi vida. Mi filosofía es la del 24×7 y no puedo quejarme porque no me falta trabajo y me apasiona lo que hago.

Mondosonoro hace tres o cuatro años, en el momento en el que la prensa de papel estaba dando el último coletazo.
El último coletazo sí… y verte en la calle con la incertidumbre del sector. Así que monté mi propio sello discográfico y agencia de management. La cosa no fue bien pero he de decir que desde entonces no me ha faltado curro. No puedo quejarme.

De hecho has pasado por DCODE, La Noche en Vivo, sala Siroco… ¿Es inestable el sector musical o son los profesionales los que no paran quietos?
Yo creo que todos firmaríamos por un contrato en condiciones, un horario normal… Pero también trabajamos en un sector que va mucho por proyectos. Los festivales duran lo que duran. O, por ejemplo, un grupo te contrata por unos meses para hacer una promo, pero no puede permitirse pagar una persona fija de prensa. Muchos de los profesionales del sector somos freelance lo que nos obliga a no parar. Aquí los horarios no existen y la supervivencia te hace ir saltando de un sitio a otro. Lo que sí que creo es que es hay mucho trabajo en el sector. Pero aún hace falta más inversión para contar con mejores presupuestos.

sin-granito
Foto de @imeminemagazine.

Háblame de GPS. Parece una de las inciativas con más visibilidad, proyección… éxito, en definitiva, de los últimos años si hablamos de música en directo.
Yo creo que GPS es “la iniciativa”. Es el único proyecto para la música popular 100% subvencionado por el Ministerio. No hay un solo grupo en sus primeros años de carrera que sea capaz de plantearse una gira como la que puede permitirse gracias a Girando Por Salas. Es la iniciativa perfecta para que los grupos poco a poco vayan creciendo. No es un concurso de maqueteros, es un proyecto enfocado a profesionalizar el sector. Por ello se piden unos requisitos mínimos que demuestren que los músicos realmente son profesionales. ¿Y los grupos que mejor han funcionado? Los que trabajan con una agencia suelen dar muy buenos resultados porque gracias a ella tienen una visión global, invierten el dinero de una manera más eficiente y plantean las giras muy cuidadosamente para que sean sostenibles y aprovechan al máximo la ayuda de promoción discográfica.

¿Quizas hay una falta de perspectiva de mercado entre los músicos españoles? Me refiero a esa vista de negocio que parecen tener los músicos en otros países…
Hombre, los músicos en general son un poco caóticos… (ríe). Así que si ellos no son capaces, tienen que rodearse de gente que es capaz. Y mejor, porque así tenemos más curro (ríe). Hay que organizar muchas cosas en torno a un grupo. No hay músico que no diga: “Yo lo que quiero es tocar, el resto me da igual”. Pero claro, hay que preocuparse porque es algo muy importante.

Y debe de ser satisfactorio formar parte e impusar un proyecto artístico…
Para mí es muy gratificante ver cómo un proyecto se desarrolla con éxito desde la comunicación hasta la producción in situ. Yo me dedico en cuerpo y alma para que todo lo que sucede sobre el escenario salga bien y todas las partes terminen contentas. Supongo que la satisfacción del músico que defiende sus canciones es enorme pero la de gente como yo que trabajamos detrás también es muy grande.

Y volviendo a GPS, ¿hay alguna comunidad autónoma que te haya llamado especialmente la atención, que te haya asombrado la cantidad o calidad de los candidatos?
Madrid y Barcelona son las ciudades estrella con mayor porcentaje de bandas inscritas pero Andalucía siempre sorprende. Hay una gran cantera de artistas y un público muy agradecido con una ciudad como Granada con muchísima actividad en torno a la música como pasa con Valencia y Zaragoza.

En Granada lo que faltan son salas…
En Granada y en GPS. En los últimos años estamos viendo un descenso muy alarmante en el número de salas y son imprescindibles para que los grupos puedan girar.

¿Y María Llorente? ¿Algo entre manos?
(Ríe).

Eso es que sí y también que no me lo vas a contar, ¿verdad?
Bueno, todos tenemos un sueño. Pero ahora mismo mis energías están en GPS y en la carrera de Ed is Dead. Espero que dentro de dos años GPS siga estando, al menos, donde está ahora. Con más inversión, mejor, para poder ayudar a más bandas. Y en cuando al proyecto de Ed Is Dead tenemos varias cosas entre manos a punto de caramelo y espero que dentro de dos años tenga mayor reconocimiento su carrera como músico/compositor que su trayectoria como Dj y productor. ¿Y sueño? Pues necesito un mecenas. Mi ilusión de toda la vida es tener un estudio de grabación en mitad de la montaña. Con vistas al campo, luz natural, comida casera… Donde los músicos puedan grabar en un entorno tranquilo, al aire libre, donde poder pasear, respirar, dormir sin ruidos, comer bien, dar paseos por el monte cuando necesiten respirar… y yo me dedicaría a cocinar y al huerto (ríe). Creo que en los estudios se respira una energía especial y ahí es donde se desarrolla la parte más creativa de un artista, donde surge la magia y es increíble formar parte de ello.

ultima-maria
Foto de @imeminemagazine.

Y seguimos hablando con María de la cocina, que reconoce como su segunda gran pasión, o del último trabajo de Bravo Fisher! (que ha producido Ed is Dead) entre otras muchas cosas antes de pasar a la sesión de fotos. Rápida e indolora, por cierto. Un placer.