Quique y Cristina, de Principia Magazine: “Un proyecto que pretenda vivir de la publicidad nacerá ya muerto”

001@cientificos-4-web

La defensa de una única cultura es el lema que toman por bandera los fundadores de Principia Magazine, Enrique ‘Quique’ Royuela, Cristina Escandón y Javer Díaz-Romeral, quienes acaban de sacar su último numero, el primero pero de la Temporada 2. ¿Cómo se explica esto? De la misma manera como se explica su concepto de revista, que mezcla ciencias y letras y, por si fuera poco, se publica  en papel. El mismo que, dicen muchos, está en peligro de extinción.

Nos citamos con los dos primeros en su momento “de gira” por España. Trabajan de forma descentralizada, por lo que pensamos que quedar cerca de La Puerta del Sol podía venirle bien a todo el mundo. Paseamos por los alrededores del Teatro Real. Observan y mucho. Degustan el paseo. Andan despacio. Pese a que los dos proceden del mundo de las ciencias (ella es licenciada en Biología y él virólogo de formación), sería difícil encasillar su actitud en el lado de los científicos. Son críticos, escépticos, rigurosos, analíticos, observadores… pero valoran la belleza, la estética, lo que se esconde detrás de los números y las letras. Hacemos la entrevista en una librería colindante en la que además de comprar libros se puede beber té. Su revista está a pocas estanterías de nosotros junto a otras publicaciones de papel. Entre tantos libros, la pregunta es casi obligada:


¿Qué pinta una revista como Principia en un sitio como éste?
Quique: La revista lo único que tiene de tal es la periodicidad. Queríamos que fuera, tal y como dijo una vez un amigo, “una revista de la que no te avergüences de tener encima de la mesa cuando vienen tus amigos”. Que la gente no se sintiera defraudada cuando la cogiera y viera que no se le dobla entre las manos. En realidad es un libro.

¿Cómo se os ocurre sacar un libro ahora que el papel se creía casi extinto?
Quique: Nos encanta el papel, el tacto del papel y el olor del papel. Es como cuando escuchas música en un vinilo; no buscas el mejor sonido, sino ese plus que te proporciona. Manosear un libro es una liturgia, es un ritual en el que te preparas para disfrutar. Cuando lo coges y pasas las hojas es el momento de estar tranquilo y relajado. Supongo que le pasará igual a los que fuman después de echar un polvo (ríe).
Cristina: También queríamos hacerla así por las ilustraciones, pues no es lo mismo verlas en papel que en una pantalla de ordenador. Además la revista que teníamos en mente tenía que tener calidad y en este sentido sí queda hueco en el mundo editorial del papel, pero no se puede imprimir cualquier cosa.

001@cientificos_web
Quique y Cristina, de Principia Magazine. Foto de imeminemagazine@

¿Y es sostenible?
Quique: Intentamos que así sea. Al principio nuestro proyecto buscó la financiación a través del crowdfunding, que nos ha servido para llegar adonde estamos. Ahora nos hemos emancipado e intentamos hacerlo sostenible a través de la venta, ya sea online como en librerías y otros puntos de venta. Además estamos muy cansados de los anuncios que rezan: “Oye, mira, tengo un proyecto en el que podrías colaborar para engrosar tu currículum”. No, la gente tiene que pagar sus facturas y nosotros lo sabemos.
Cristina: Pagar a la gente es lo que hace más potente al proyecto. Para mí es un orgullo poder decir que hay ilustradores que a través de Principia hayan cobrado su primer sueldo profesional. Nos quejamos del mundo de la ciencia, que está muy mal, pero el mundo del arte también está fatal.
Quique: Y el del periodismo…

Podéis meter publicidad…
Quique: No. Ahora mismo un proyecto que pretenda vivir de la publicidad es un proyecto que nacerá muerto. Pero para sobrevivir a través de la venta, tenemos que hacer un producto de calidad.

Ilustraciones, ciencias, letras… ¿cómo es posible que pegue?
Cristina: En Europa ya hay muchos proyectos que unen ciencias y letras cuyos resultados son mucho más poderosos. En nuestra sociedad se han separado, pero lo cierto es que los diseñadores son capaces de analizar muchos tipos de datos y representarlos gráficamente, lo cual es muy útil para la ciencia.
Quique: No partimos de la idea de unirlas, sino que nos preguntamos por qué separarlas. De hecho, la ciencia surge precisamente de la filosofía. Que haya una cosa que se llame cultura científica no es natural. Lo natural es la cultura como concepto global.

¿Y cómo lo hacéis vosotros?
Quique: Nuestra intención es que la gente se acerque a la ciencia disfrutando igual que se acercan a una historia de amor, ficción o terror. Principia es una revista que cuenta historias cuya base, protagonista o vehículo es la ciencia. Y es que prácticamente todo lo que ves esconde algo de ciencia.
Cristina: Buscamos que la gente aprenda, sí, pero que se transmitan también emociones… que es de lo que tratan las ilustraciones, que además explican a la perfección el texto al que acompañan.

Una ilustración… ¿vale más que mil palabras?
Quique: Sí. Es más, una ilustración lleva ese dicho a su máxima expresión. Es un trabajo artístico en el que los ilustradores extraen el concepto del texto y lo expresan. Un texto de 1.500 palabras con esa ilustración es un texto de 3.000.
Cristina: Nos hemos dado cuenta de que a través de la ilustración podemos saber si los temas que acompañan, sobre todo los polémicos, se entienden de manera positiva, neutral o negativa… las ilustraciones expresan tanto o más que el texto por lo que son igual de importantes.

¿Y son todas iguales o dejáis libertad creativa al artista?
Cristina: La única limitación la marca el tema y la paleta de colores porque creemos que no se le puede decir a un ilustrador lo que tiene que sentir y cómo lo tiene que interpretar. (Mira al techo unos instantes, pensativa) El único problema que hemos podido tener es que la ilustración genere confusión.
Quique: Por poner un ejemplo, una vez retiramos una ilustración porque el artículo iba sobre la rabia y la portada era un murciélago. Una divulgadora nos señaló que había una connotación negativa hacia los quirópteros que no vimos porque, pese a que también la transmiten otros animales como los perros, su reservorio natural son los murciélagos. Al final tuvimos que retirar la imagen porque nos dimos cuenta de que podía perjudicar todo el trabajo de divulgación que hacían comunicadores como ella para evitar la matanza de murciélagos. Pasa lo mismo que en los textos; no puedes decir que los murciélagos son malos.

¿Quién os lee, la gente de ciencias o la de letras?
Quique: El nexo común en todos es la curiosidad; igual te escribe una profesora de literatura que un ingeniero. Y todos o casi todos tienen un vínculo con la ciencia, aunque sea de mero interés. Es gente que dice que le encanta la ciencia, independientemente de si se dedica a a ella o no.

001@cientificos-web
Quique y Cristina, de Principia Magazine. Foto de imeminemagazine@

¿Principia se quedará en revista de papel o hay algo más detrás?
Quique:
(Mira al infinito y suspira unos segundos) Principia es solo la punta del iceberg.
Cristina: Principia es más que la revista. Tenemos en mente sacar libros y juegos pues son dos cosas que nos apasiona. También queremos comunicar en otros soportes audiovisuales. Tenemos en mente otras cosas pero, claro, tenemos que ir poco a poco. En definitiva, hay que intentar mezclar la vieja escuela con el mundo audiovisual.
Quique: De todas formas me he vuelto muy supersticioso o como quieras llamarlo. Cuando tenemos un proyecto entre manos, hasta que no está muy maduro, no nos gusta decir nada. Se me ocurren muchas locuras y espero a que lo tenga prácticamente hecho antes de que Cris o Javi me quiten la idea de la cabeza.


Si quieres estar en contacto con Quique y Cristina puedes hacerlo a través de sus cuentas de Twitter:
@eroyuela (https://twitter.com/eroyuela)
@cevdag (https://twitter.com/cevdag)


*Entrevista realizada por Andrea Arnal para I, Me, Mine! Magazine.