Álvaro Calvo: “Las fotografías que más me atraen son las que contienen misterio”

alvaro-calvo-muy-perfeccionista

Quedamos con el fotógrafo Álvaro Calvo (Huesca, 1980) aprovechando que está en Madrid para asistir a un taller de fotolibro que impartían Gonzalo Golpe y Ricardo Cases. A sus espaldas, múltiples premios: acaba de proclamarse ganador del internacional Emerging Talent Awards de LensCulture, está entre los seleccionados en la presente edición de Fantástico Hombre Número f 2015 , obtuvo la Beca Fundación Santa María de Albarracín de fotografía en 2014, la Beca Antonio Saura de la Diputación de Huesca, ha sido finalista dos veces en descubrimientos PhotoEspaña

Nos citamos con él en el madrileño barrio de Lavapiés para conversar. Álvaro es un creador con todas las letras: en sus fotografías crea significados nuevos reinterpretando y relacionando nutriéndose de la realidad y consigue que veamos reflejados en cada una de sus imágenes aquellos conceptos que trata de manera general en el conjunto de su obra.


¿Qué te trae por Madrid?
El año pasado estuve viviendo aquí mientras cursaba el máster de PhotoEspaña. Ahora voy viniendo puntualmente para ver exposiciones, asistir a talleres e ir llamando a puertas para conseguir trabajos. El trabajo de un fotógrafo funciona mucho a través de hacer contactos, de una cosa va saliendo otra… Llevo casi diez años trabajando en esto entre Zaragoza y Huesca y ahora quiero hacerme un hueco en Madrid. Quiero abrir horizontes para seguir creciendo.

¿Y, como fotógrafo, en qué sentido te ayudó el máster de PhotoEspaña?
Me ha ayudado muchísimo porque yo no tenía experiencia realizando proyectos personales. De hecho, Unanswered es mi primer proyecto. Tenía experiencia como fotógrafo profesional trabajando en cosas muy diversas y el máster me ha dado las herramientas para desarrollar un proyecto desde el comienzo: conceptualizando las ideas que quería transmitir, desarrollando el proyecto con más sentido, más coherencia, más consciencia… Además me ha ofrecido un seguimiento durante todo el año con grandes nombres de la fotografía española e internacional.

¿Y crees que es un hecho relevante el trabajar en proyectos personales? En otras palabras, ¿cuáles son las condiciones necesarias para “ser” fotógrafo?
Bueno, hasta hace un año no había hecho proyectos personales y me considero fotógrafo porque vivo de la fotografía. Trabajo para medios de comunicación como la agencia EFE, el diario Marca, hago fotos de boda, para empresas privadas o instituciones públicas… En ese punto me considero fotógrafo profesional. Tuve la necesidad de ampliar horizontes a nivel artístico y quise dar un giro a mi vida porque sentía la necesidad de hacer proyectos personales y no estar encasillado en lo comercial y profesional. No me considero artista; soy fotógrafo, sólo que además de la fotografía que me da de comer, también he comenzado a hacer proyectos personales.

Hace unos meses ganaste el concurso internacional de talentos emergentes de LensCulture en el que participaron más de 12.000 personas de 120 países distintos. ¿Qué importancia le das a los concursos en el desarrollo de un fotógrafo?
Creo que ahora mismo es muy importante presentarse a becas y concursos, y evidentemente ganarlos, porque te da visibilidad. Esto permite que tanto lo profesional como lo artístico se retroalimente. También es una inyección de adrenalina porque te da confianza en ti mismo y seguridad para decir: “Hostia, yo también puedo”. Mi objetivo no es únicamente lo artístico… Lo que quiero es currar en trabajos que me interesen y seguir haciendo mis proyectos personales.

Y cada vez van saliendo más cosas… También parece que cada vez hay más gente que trabaja con la imagen, ¿no?
Yo creo que sí, que cada vez hay más gente haciendo fotos porque la fotografía se ha democratizado gracias al mundo digital. Pero para mí ser fotógrafo tiene más connotaciones: vivir de ello, que sea tu profesión o, aunque no sea tu profesión, que sea un estilo de vida. A mí me da fuerza para seguir adelante, tener metas, proyectos, sueños… Es la fotografía lo que me da eso. A cierto nivel veo que es muy complicado llegar a hacerte un hueco, por ejemplo en un Madrid en que hay tanta gente buena haciendo cosas.

Alvaro-Calvo-Unanswered

En la descripción de tu proyecto Unanswered hablas del misterio. ¿Qué cosas te inquietan?
Las fotografías que más me atraen son las fotografías que contienen misterio; que no me cuentan todo en un primer vistazo sino que suscitan preguntas, que no me dan toda la información de golpe, que las tienes que volver a mirar porque no se gastan en un primer vistazo… Esas imágenes inquietantes que no acabo de entender.

E intentas reflejar esto en tus fotografías…
Intento que en mis fotografías exista el misterio. En este caso el proyecto gira en torno a preguntas relacionadas con temas existenciales: lo espiritual, lo místico, la educación católica… Yo he sido educado en este contexto, primero porque vivo en España y segundo y principalmente porque provengo de una familia muy religiosa, especialmente mi madre.
Conforme he ido haciéndome adulto todos esos dogmas en los que he sido educado se han ido desmoronando. Unanswered gira en torno a esas dudas existenciales y esos misterios. También es un intento de explicarme a mí mismo el mundo en el que vivo desde un punto de vista existencial. Me considero agnóstico pero pienso que la divinidad está en la propia naturaleza, en todo, en ti o en mí…
He intentado captar en lo cotidiano escenas y símbolos de lo religioso y espiritual desde un punto de vista subjetivo.

Como la foto de la mujer con la rodilla ensangrentada…
Esa mujer lleva una vestimenta como de otra época y la sangre en la rodillas para mí representa una penitencia cristiana: la idea de que hay que arrodillarte ante algo más elevado que tú, autoflagelarse, sufrir para salvarse, pedir perdón… Para mí esa foto simboliza estos conceptos, siempre hablando desde un punto de vista subjetivo. Me interesa encontrar imágenes ambiguas que pueden tener múltiples significados según quién las vea. Aunque al final intento dirigir al espectador a través de la edición, las fotos son abiertas y cada cual puede, según sus propios códigos culturales y sus experiencias, ver unas cosas u otras. Yo en esa fotografía leo la violencia de la religión porque, en cierta manera, es como yo la he vivido.

Unanswered, Álvaro Calvo  ®.
Captura de pantalla 2015-11-20 a las 15.40.39
Unanswered, Álvaro Calvo  ®.

¿Entonces es un trabajo autobiográfico?
Sí, es una manera de hablar de mi percepción del mundo respecto a lo espiritual. Todos en algún momento nos hemos hecho preguntas y hemos tenido dudas respecto a lo que nos han enseñado. Es un trabajo documental pero también conceptual. La mayoría de las imágenes son como secciones o fragmentos de realidad, y es en la edición donde construyo un discurso conceptual. Habitualmente voy por la calle con la cámara y hago fotos de muchas cosas y de repente: “¡Pum! Esta foto encaja perfectamente en el discurso”. Precisamente la primera foto que surgió para desarrollar el proyecto fue la de las rodillas. Iba por la calle, vi a la mujer e hice la foto. En ningún momento pensé: “Mira, viene por ahí andando una penitencia cristiana.” (Risas). Una vez que reflexioné sobre ella encontré esos significados y ese fue el origen del proyecto.
Por ejemplo también hay una foto que aparece mi familia a través de una genealogía de fotografías antiguas en la pared… Lo que yo soy viene determinado por todas esas personas que han vivido antes que yo y que han transmitido una educación de padres a hijos. Son fotos que hablan de mí. Otra foto, por ejemplo, la de la plaza de Lisboa en la que aparece un mapa mundi, representa esa idea de que todos formamos parte de una sola cosa, de un todo. Para mí esa foto representa eso.

Dices que usas la fotografía para explorar el mundo y conocerlo mejor. ¿Por qué la fotografía? ¿En qué momento descubres que es tu lenguaje?
La fotografía me hace reflexionar sobre las imágenes. Hago fotografías del mundo que me rodea y reflexionar sobre esas imágenes me hace comprender o, al menos, hacerme una idea del mundo en el que vivo. Es, en cierta manera, una terapia.

Captura de pantalla 2015-11-20 a las 15.38.01
Unanswered, Álvaro Calvo  ®.

¿Cuáles son tus influencias?
En este proyecto, sin duda, mi madre, que está en muchas de las fotos, de alguna manera. Y, a nivel general, me han influido mucho los clásicos. Los fotógrafos de los años 30, 40, 50…
También otros fotógrafos contemporaneos como William Eggleston, Lise Sarfati, Philip-Lorca diCorcia, Alec Shot, Stephen Shore… Una de mis fotografías preferidas es ésa en la que sale una mujer de espaldas en una piscina de Shore.

¿Una de tus preferidas del mundo o de Stephen Shore?
(Ríe) En general. Es una referencia de lo que me gustaría hacer. Veo esa foto y me descoloca; tiene misterio, tiene algo especial.

094-ginger-shore
La mujer de Stephen Shore, Ginger Shore, posa en la piscina del hotel Causeway Inn, en Tampa, Florida, 1977. De la serie Uncommon places.

Esa foto tiene misterio sin ser nada sombría. Está tomada a la luz del día, en una piscina -que suele ser un sitio al que vamos a jugar o hacer cosas otras cosas igualmente agradables-, es muy bonita, muy luminosa, no hay niebla ni caras tristes… En cambio, es tremendamente misteriosa. 
Es una pasada… El uso de la luz, de la composición, del color; una fotografía que no me canso de ver. El tipo de fotografía que me gustaría llegar a ser capaz de hacer.

Captura de pantalla 2015-11-22 a las 23.43.25
“Por mucho que sepamos, siempre habrá preguntas sin responder. Y ese espacio de misterio inevitablemente invitará a cierto misticismo.” Lee Smolin. Unanswered, Álvaro Calvo ®.

¿Tienes pensado continuar con este proyecto o tienes otras cosas en mente?
El proyecto está todavía vivo. Lo he presentado en forma de exposición gracias a la beca Antonio Saura que me concedió la Diputación de Huesca, pero sigo trabajando en él. Cuando crea que tenga el proyecto acabado pretendo armar un fotolibro. No tengo prisa. Creo que es un proyecto que puede funcionar en este formato pero aún no tengo la cantidad de fotos suficiente para hacerlo. Me faltan fotos y conceptos que me gustaría encontrar y desarrollar. Me gustaría seguir esta línea desarrollando trabajos personales, pero tiene que surgir. Conforme voy avanzando cada vez doy cuenta de lo complicado que es hacer buenas fotos…

Quizás porque cada vez te exiges más.
Supongo. Necesito que vayan un poquito más allá. Te exiges más y también te das más cuenta de todo lo que te falta. Y pienso que las fotos que hacía antes más tipo street photography ya no son suficiente.

Justo hace unos días vi una en tu muro de Facebook, a lo street photography, que me encantó. 
Esa tiene algo de misterio, de amor, de emoción… La forma en que se abrazan trasmite cosas.

12194597_10208054882235074_7217696470434153736_o
Álvaro Calvo  ®.

*Y hablamos con Álvaro de lo que se hace por Barcelona y por la zona del levante y cómo nos condiciona lo que llevamos en nuestro interior. Y, cuanto más mundo interior, mayor proyección en el mundo exterior. Porque, como dice Bernard Nöel en Diario de la mirada: “No hay más que un espacio, y el mundo dentro, y nosotros dentro… La dimensión de este espacio es igual a la dimensión de nuestra mirada. Que está a cada instante llena de nosotros mismos y del mundo”.

Si queréis seguir disfrutando del trabajo de Álvaro Calvo, pinchad aquí: www.alvarocalvo.es