La experimentación sin fin de Blanca Viñas

_16_0220

FICHA PERSONAL 


– Nombre completo: Blanca Viñas Alcoz.
– Fecha de nacimiento: 07/03/1987.
– Lugar de nacimiento: Barcelona.
– Lugar de residencia actual: Barcelona.
– Qué te gusta: Bucear, los cactus y la geometría.
– Qué no te gusta: Ni la coliflor ni la apatía.
– Filosofía de vida: Me encanta una frase que leí de Jarvis Cocker “Al final te quedas con lo que eres capaz de hacer: una habilidad es en realidad una incapacidad disfrazada. No intentes esconder un defecto, exagéralo. Hazlo tan grande que al final nadie pueda verlo.”


En I, Me, Mine! damos mucho valor a los fotógrafos con personalidad propia. ¿Para ti es importante a la hora de crear?
No es algo que me plantee pero sí que es verdad que tengo una manera de trabajar muy definida y muy poco ortodoxa. Me guste o no esto condiciona el resultado, esta espontaneidad, búsqueda del azar y el error constante no genera buenísimas fotos pero sí que genera un discurso, aunque sea el discurso del prueba y error.

¿Cómo nació tu lenguaje? ¿Todo comenzó con una imagen que te sorprendió y decidiste seguir por ahí? Hubo un momento en que la lomografía estaba de moda y que se usaba sin filtro ni sentido alguno, pero contigo es distinto. Tú ya estabas allí y te quedaste.
Empecé a fotografiar y a obsesionarme con la fotografía analógica gracias a las posibilidades que me ofrecía. La lomografía me permitía jugar con el error, se alejaba de aspectos técnicos que a lo mejor me importaban menos y me daba libertad para probar efectos y técnicas que, con otras cámaras más profesionales, a lo mejor no hubiera probado nunca. Lo más evidente es la facilidad que dan la mayoría de cámaras para realizar dobles exposiciones. Es un proceso totalmente aleatorio.  Las primeras imágenes que me sorprendieron no buscaban nada en concreto, me las encontré y, en cierta manera, sigo haciendo lo mismo. Se trata de un proceso de exploración bastante intuitivo, aunque es evidente que la experiencia que me da haber disparado mucho me ayuda a evitar errores ya cometidos.

A lo que nos referimos es a ese momento en el que ves por dónde quieres ir, qué quieres hacer y cuál es tu camino; si viste una foto que te gustó, si pensaste sobre ello e imaginabas lo que se podía hacer, si antes probaste con otros medios y cámaras….
Entiendo tu pregunta, pero la verdad  es que en mi caso se ha tratado más de un proceso de exploración que de otra cosa. Un carrete que hice debajo del agua se mojó y esto provocó unas manchas que me llamaron la atención. Pensé que si el agua de mar había provocado este efecto, otros productos también reaccionarían con la emulsión. Siempre he tenido como referencia que la emulsión es una superficie sensible y, a partir de aquí, he pensado distintos sistemas en los que pudiera intervenir en esta superficie. Mediante filtraciones de luz, máscaras internas/externas, intervención química… Simplemente se trata de conocimientos que hasta ahora eran más pura diversión y puede que cada vez los vaya utilizando de una manera algo más razonada o queriendo explicar alguna cosa.

Leo en tu statement que “la realidad no es inamovible, ni fija, ni estática, sino que la representación y la percepción de cada individuo la hace dinámica y subjetiva” . Me recuerda a una frase fascinante de Pessoa: “what we see is not made up of what we are seeing but rather from what we are”. ¿Cuáles son los autores que suelen acompañarte?
Pues la verdad es que sin ser experta en la obra de Pessoa, el Libro del desasosiego me sorprende cada vez que lo cojo. No soy extremadamente constante con la lectura pero André Breton, Goethe o Ernesto Sábato son las últimas lecturas que me han sorprendido. Así como lo que he podido leer de los fotógrafos Joan Fontcuberta y Man Ray. Me gusta cuando los autores dejan participar al espectador, dan unas pautas y generan un punto de partida sin importar el punto de llegada. Supongo que me refiero a esto cuando digo que la representación subjetiva de cada individuo da dinamismo a la realidad.

¿Qué piensas sobre la división de las artes plásticas? ¿Te consideras fotógrafa? Si no es así, ¿cómo te llamarías a ti misma? 
Es un tema que aún no he decidido o no he querido decidir. Y si uso la palabra fotógrafa o artista es para salir del paso. Al final el nombre es lo de menos, lo importante es si conseguimos expresar algo o no y esto ya no lo decide uno mismo.

El mes pasado inauguraste una exposición en Barcelona, En tierra de nadie, que formaba parte del festival Revela’t. Sabemos que cuentas con un gran recorrido en el mundo de las exposiciones. ¿Qué tal ha sido tu contacto? ¿Qué opinas sobre hacer expos? ¿Y sobre los precios? 
Lo más interesante de hacer exposiciones es el hecho de que te obligan a generar un discurso o, al menos, una coherencia. Decidir qué quieres contar y cómo. Estoy contenta de la selección de En tierra de nadie porque me ayudó a unir una serie de fotos que formaban parte de diferentes carretes, es decir, fotos que se han disparado en momentos y lugares distintos. Conseguir que entre ellas estén comunicando lo mismo significa que hay una idea de fondo. Es bonito cuando consigues que haya un mensaje y que no sólo se trate de una imagen bonita. Haber participado en exposiciones en las que no tenía nada que comunicar me ha hecho ser más consciente de lo importante que es poner un poco de orden. Tengo que agradecer la tarea de Xènia Bagué de La Parada, que me dió un empujón para que esto fuera posible. Junto a ella, también di forma a la serie Escapismos y, gracias a su trabajo, estas fotos puedan estar a disposición de quien las quiera. Ahora mismo es con el sistema de venta que me siento más cómoda.
http://www.laparadafotografia.org/ca/product-cat/blanca-vinas-ca/

Notamos que el mar está muy presente en tus fotografías. ¿Tiene éste un significado especial para ti? 
Pueden existir varios motivos que expliquen esto, pero básicamente creo que cuando estoy más predispuesta a fotografiar es en verano y tengo la suerte de poder pasarlo en contacto con el mar. Es probable que se trate de una forma de evasión o algo parecido.

¿Qué consejo le darías a la gente que está empezando con la foto?
Depende de lo que quieran conseguir, pero para mí un buen consejo sería disparar mucho y equivocarse mucho. Es el único método que he encontrado para descubrir qué es lo que me gusta, lo que me sorprende y lo que no quiero volver a hacer.

Después de empaparnos de tu trabajo, hemos elegido nuestras imágenes favoritas. Háblanos de ellas, de su historia y de lo que hay detrás.

blanca viñas 1
Definiría muy bien la percepción que tengo de mi infancia, esta sensación de estar fuera de órbita, de tener un imaginario que de adulto se transforma.
blanca viñas 2
Forma parte de la serie En tierra de nadie y el mensaje principal que quería transmitir era un mensaje de desubicación y de no-pertenencia que creo que es una sensación habitual en nuestra generación.
blanca viñas 3
Es un juego geométrico, el hecho de estudiar ingeniería en edificación me permitió estar en contacto con esta disciplina, pero al mismo tiempo me sirvió para ver que prefería deconstruir que construir. Y la fotografía analógica me permite hacer este ejercicio de imaginar arquitecturas en vez de llevarlas a cabo.
blanca viñas 4
Aquí dejo de manifiesto que mediante las dobles exposiciones puedes crear imágenes oníricas donde cualquier interpretación es válida.
blanca viñas 5
Ésta estuvo a punto de entrar en la serie En tierra de nadie y el mensaje es el mismo que el de la segunda. Las dobles exposiciones con el uso de una máscara externa facilitan la ejecución. Poder colocar individuos en un hábitat que no es el suyo es coser y cantar.

Podéis ver más imágenes de Blanca aquí.